Poesía

Un alhajero sin terminar

alhajeroGabriela Luzzi
Poesía, 2016
Edición artesanal
$120

 

 

LA LUZ DE LA COCINA

Con las ventanas abiertas la luz
artificial se escapa
pega en los paredones
y como una mano que junta dados
dentro de un cubilete
trae la voz de vecinxs que nunca
veo, hace dos meses
en el departamento de al lado
nació una bebita
que llegó antes de tiempo,
hoy la escuché llorar
desde mi cuarto y me dio risa
porque pensé en
el carácter que tiene.
Este pensamiento me lo enseñó
una mujer que escuchó llorar a
mi hija y me habló de su carácter.
Cuando murió mamá
caminamos del brazo con mi prima
íbamos llorando y
ella dijo, seguro
tu mamá nos está
mirando desde el cielo
y se debe matar de risa de nosotras.

 

 

 

Santos Locos – Buenos Aires

Categorías:Poesía

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s