Poesía

Muta

Gabriela Clara Pignataro
Poesía, 2015
82 páginas
$ 150

El fetichismo de categorizar es el temblor muscular del miedo; de estar parado en la orilla con el dedo índice confundido que busca señalar la gota que después de salpicarte es parte del mar.Que de esa masa incontrolable se va a evaporar,nuevamente individual para ser parte de la nubosidad variable o la peor tormenta invernal.Lo molecular en el entramado total se vuelve indetectable, in-etiquetable: somos excedente simbólico que desborda al signo.
Somos significado flotante porque estamos creciendo todo el tiempo inflando las ideas como globos que al estallar regarán nuevos pequeños mundos. Somos las manos en la masa y no el pre-cocido. El hambre, las ganas de comer y las cenas a futuro.
Lo perfomateado, y no lo formateado.Una mesa es una placa tachonada en cuatro patas, de esas que aprendimos a dibujar copiando del pequeño Larousse; y una mesa también son dos tablones con caballetes.Aunque siempre exista quien prefiera un cuadrado individual, el conjunto completo de living-comedor: uno siempre puede elegir en que tablado compartir su plato y con quién.

 

Nulú bonsai

Categorías:Poesía

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s