Poesía

Siguiente vitalidad

siguientevitalidadNatalia Litvinova
Poesía, 2015
$120

 

En los poemas de Natalia hay una vocación narrativa, pero sus relatos son truncos, misteriosos, dicen a medias, causándonos desasosiego. En ellos la historia contemporánea aparece a veces como referencia: Stalin, la segunda guerra, Chernóbil. Y también hay ramalazos de literatura, de pintura, de simple cotidianidad, que van dibujando un todo, brumoso pero de gran poder comunicador. Los transitamos con curiosidad, con una levedad que jamás se convierte en banalización, descubriendo su extraña belleza, su gracia, agradeciendo el talento que les da vida.
– Piedad Bonnett

 

ANARQUÍA

El libro Los exiliados románticos quedó atrapado
en mi sueño. Pienso que antes de cortar el pasto
del jardín hay que caer en él.

El libro dice: “En nuestro seno Bakunin se recuperó
de nueve años de silencio y soledad.
Discutía, predicaba, daba órdenes, chillaba, decidía,
componía, organizaba, exhortaba,

el día entero, la noche entera,
las veinticuatro horas…”.

Juntar el pasto alto para trenzarlo,
que valga cortarlo, hacer coronas
para la frente de las muchachas de mi pueblo,

invitarlas al bosque, bailar alrededor del arce.
Trazar un círculo de alegría con movimientos.

Vuelvo al libro: “María, que vivía con bastante
felicidad en el adulterio, no tenía deseo alguno
de casarse con su amante
y deseaba aún menos
complacer a su marido”.

La lluvia empieza en la tiara que decora la frente,
después baja a los ojos
y se llora.

 

 

Audisea. / Buenos Aires

Categorías:Poesía

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s