Poesía

Corporal ciudad

corporal ciudadAndrés Alvarado
Poesía, 2015
$120

Estamos ante un libro breve, pero en el que se hacen presentes diversos registros. Desde la sintaxis rota y el intimismo hasta la atenta observación del mundo –como lo anticipa el epígrafe de Raúl González Tuñón: “el creador (…)/ suele andar, si es auténtico, contemplando los mundos”– y la incorporación de canciones o diálogos, como por ejemplo el que se da entre un colectivero y una pasajera: “señor chofer/ conduzca con calma/ haga el favor // señora,/ triste señora,/ no tengo calma/ me la robaron/ creo que antes/ de antes de ayer”.

El poemario de Andrés Alvarado viene a mostrarnos cómo “arden las cosas en el culo del mundo”, pero sin dejar de sentir –de manera esperanzadora– que “cambiará todo! en todas partes!”, como dijo Friedrich Hölderlin, porque ¿no es alumbrar el cambio la finalidad de la poesía?

-Juan Alberto Crasci

qué diría Víctor Hugo?
Buenos Aires

Categorías:Poesía

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s