Narrativa

Alguna vez pensé esto

Alguna vez pensé estoMariano Blatt
Diario, 2014
80 páginas
$200

 

EXTRACTOS

Lunes 9 de julio
Vengo de patear una caja. Me doy cuenta de si estoy triste porque cuando voy subiendo la escalera me imagino que…
Tengo que salir de acá. O al menos abrir la ventana. O no volver a poner play en este tema, aunque sea. Cocinar. ¿Arreglar las plantas?
También me doy cuenta de que tan triste no debo estar porque…
Otra observación: siempre guardo las manos en el mismo lugar.
Cosas que anoté este fin de semana en el celular: “El primero del lado que va para allá”; “Me duele / acá también / me sangra / aaaaaiiiiiih aaaaaaiiiiiih”; “Acá hay dioses del bosque”; “Nazca pete”.

Viernes 13 de julio
10:29 am. Ya contesté todos los mails del día. Arranco con el segundo termo de mate y busco música chilena nueva, o al menos reciente. El sol, que a la mañana da en el cuarto que mira al pasaje, ahora va girando y en un rato va llenar los ambientes del frente, los de la calle Pareja. No es que quiera hacerme el poeta, pero recién miré por la ventana y pasaba por el cielo una bandada de pájaros. De todos modos, eso es algo habitual, y no hay poesía sin sorpresa. No es importante que una frase tenga relación con la anterior. No estoy obligado a que esto que escribo tenga alguna relación con lo anterior. Nunca leí a Walter Benjamin, aunque me gustaría hacerlo. Inhalo y cuando exhalo… el humo choca contra el vidrio del ventanal.

Sábado 14 de julio
Ir hacia el lado más vivo de la lengua. Esto es, hacia el lado en que no se reflexiona mucho. Una lengua reflexiva está más cerca del lado muerto de la lengua, porque la lengua vive en la práctica, en la actualización que de ella van haciendo las distintas generaciones. Esas actualizaciones responden a una reinterpretación de las condiciones en que se produce la propia lengua (o sea, época o contexto).

Martes 24 de julio
La poesía no es información.

***

MARIANO BLATT. Poeta y editor. Publicó Increíble (El niño Stanton, 2007); El pibe de oro (Colección Chapita, 2010); Pasabobos (Cartonerita Solar, 2010); Hielo locura (Stanton, 2011); Nada a cambio (Belleza y Felicidad, 2011) y No existís (Determinado Rumor, 2011), entre otros. Codirige el sello editorial Blatt & Ríos
Triana Editorial – Buenos Aires

Categorías:Narrativa

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s